fbpx
Stock market crash

El virus que impacta el sistema financiero

Durante diciembre del 2019 se registró el primer brote de un virus desconocido. Hoy el brote se convirtió en pandemia y se viven economías en picada alrededor del mundo.

Los coronavirus son una familia de virus que  causan desde un resfriado común  hasta el síndrome respiratorio agudo grave. Durante el pasado 2019 ocurrió el brote de un nuevo tipo de este virus que hoy mantiene al mundo paralizado: COVID-19 originado en Wuhan-China. El virus se extendió con tal rapidez que la  Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaró Pandemia el pasado 11 de marzo.  En la actualidad países satélite muestran más casos de contagios como Estados Unidos, Italia, España, China, Alemania y Francia. Hace pocos días el número de contagios  a nivel mundial superó el millón y se registran 56.767 muertes hasta la fecha.

Los Centro para el control y prevención de enfermedades (CDC) en el 2007 propusieron “intervenciones no farmacéuticas” que la población debe aplicar para evitar el contagio y propagación de “gripes pandémicas”. La CDC propone el aislamiento de las personas enfermas, cuarentena domiciliaria para sus familiares, limpieza rutinaria de objetos y lugares de uso común y el distanciamiento social, que hace referencia al cierre de escuelas, lugares de trabajo y la cancelación de reuniones masivas. Estas medidas que son necesarias para cuidar a la población de una catástrofe biológica afectan indirectamente al sector productivo mundial lo que deriva en problemas financieros generalizados.

El distanciamiento social reduce drásticamente la mano de obra paralizando las actividades de producción. El impacto económico de dicha paralización aumenta a medida que se registran más contagios. Si varios países optan por la paralización de las industrias el impacto global podría ser alto. El primer país afectado por esta medida en la industria fue China que cerró las puertas a sus exportadores. La pausa en la producción China  afectó a la cadena de producción de varios países en el mundo. 

Pero ¿qué pasa con Latinoamérica? se aproxima una recesión mundial más severa que la vivida en 2008-2009, así lo expresó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de de la comisión económica para América Latina y El Caribe (Cepal). Al verse afectadas tanto la oferta y la demanda debido a la interrupción de las cadenas de producción, América Latina y El Caribe no cumplirán con la proyección de crecimiento del 1,3% durante el 2020. La disminución de la actividad comercial de China expande las crisis comerciales y económicas (COMO UN VIRUS).  Varias economías Latinoamericanas tienen al país asiático como su principal destino para sus exportaciones como Chile, Perú y Brasil. Para Ecuador significó una baja importante ya que China fue el segundo destino de las exportaciones ecuatorianas.

Las principales industrias del Ecuador se han visto afectadas. El precio del petroleo sufrió grandes cambios debido a la propagación del virus en las grandes economías como Japón, Italia y Corea del Sur ya que la demanda por el oro negro desciende, así el precio actual del barril de petróleo es de $17,90. Esta no fue la única industria afectada. Las flores, el banano y el cacao también experimentan bajas en sus ganancias. Con las sociedades en crisis las  economías van en picada. Se estima que el Ecuador viviría una crisis generalizada similar o superior a la crisis que atravesó en 1999 y la caída del precio del petróleo sería el detonante. Así el sector exportador se vería afectado por la pandemia.

El sector turístico se vió afectado igual que el exportador. Para esta industria se prevée la paralización hasta por 90 días. En un mes paralizado este sector pierde al menos 150 millones de dólares, según diario El Universo. El turismo en países del Caribe también se ven afectados. La prohibición de viajes afectará a este sector al punto de un receso de hasta 3 meses donde se contraerá hasta un 25%.

Por su parte México y Brasil se ven afectados debido a que sus sectores manufactureros se proveen de partes y bienes intermedios de las importaciones desde China. Es decir que estos países no podrán abastecerse de repuestos para automóviles, electrodomésticos, productos electrónicos y farmacéuticos. Por su lado los países exportadores de materias primas experimentarán la caída del precio de los productos básicos. Según el Fondo Monetario Internacional, los países que proyectaban un crecimiento en sus explotaciones son: Bolivia (gas natural, litio, estaño, petróleo y metales preciosos), Panamá (petróleo y derivados, productos de la industria automotriz,tractores, vehículos y autopartes, computadores, monitores, proyectores, frutas y vegetales), Brasil (soja, café, azúcar, maíz y carne), metales y minerales, petróleo y aeronaves) y Argentina (soja, maíz, carne y petróleo). 

Como se muestra América Latina vive ya una crisis donde se rompe el circuito de oferta y demanda, es decir los primeros no pueden producir y los segundos no pueden consumir. La pandemia y sus medidas de para evitar su propagación traen consigo ventajas a otros sectores productivos. Con el aumento de la demanda de suplementos médicos esta industria se ve favorecida.  Productos como el gel antibacterila y alcohol son un ejemplo de ello. Dentro de las recomendaciones para prevenir el contagio está el uso de estos productos de manera habitual. Tal es así que los ecuatorianos los compran por sobre sus necesidades e incluso son revendidas. 

En México el Coronavirus provocó el aumento de la demanda de mascarillas, alcohol, gel antibacterial y toallitas desinfectantes en un 50%. En Argentina la demanda de gel antibacterial se disparó llegando a un 600% provocando la escasez de este producto además del papel higiénico, mascarillas y alcohol. 

Pero también existen otras empresas que debido a su giro de negocio no experimentan una afectación sino más bien una ganancia extra. Si la propagación de la pandemia continúa su ganancia podría aumentar.

Según BBC.com “las acciones de las farmacéuticas y empresas biotecnológicas que están haciendo ensayos clínicos para desarrollar una vacuna específica contra este virus, se han disparado”. Después de anunciar sus ensayos de vacuna contra el COVID-19 el precio de sus acciones aumentaron. El aislamiento social no perjudicó a la industria que se traslada a plataformas digitales: programas de educación online, teleconferencias o entretenimiento aumentan su tráfico durante esta situación. Durante la pandemia Netflix ha registrado nuevas descargas en países con mayor número de afectados como Italia, España, Hong Kong y Corea del Sur.

En Latinoamerica la industria alimenticia creció en un 63%. La industria agrícola y de abastos es otra que muestra ventaja frente a las demás. Según la página web Primicias “Los problemas de abastecimiento en algunos mercados y supermercados de Ecuador no se deben a falta de producción, sino a problemas logísticos”. Otra de las recomendaciones no farmacéuticas es el aumento de defensas con una buena alimentación y consumo de vitamina C. Según el medio digital citado, el Ministro de Agricultura de Ecuador, Xavier Lazo plantea que existe una mayor demanda de limón y jengibre.

La situación actual exige al emprendedor anticiparse a las oportunidades que de esta fatídica amenaza biológica se puede aprovechar. Recuerda que las industrias que son propensos a experimentar pérdida en su producción y venta son las que se enfrentan a los retos logísticos que plantea el Covid-19. Desde Emprende Hoy te recomendamos trasladar tu negocio a plataformas digitales y que apliques estrategias disruptivas para hacerle frente a la crisis que de manera local y mundial la población está experimentando. ¿Qué oportunidades identificas desde tu giro de negocio?

¿Te ha gustado este artículo?
Quisiéramos saber tu opinión, déjanos un comentario si lo deseas.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

here
Social Proof